Pérdida de peso: ganando en la batalla perdedora

La pérdida de peso tiene mucho que ver con la nutrición y el ejercicio. Los dos van de la mano como "amor y matrimonio". En primer lugar, ¡CAMBIE SUS HÁBITOS ALIMENTICIOS! Antes de comenzar, asegúrese de hacer un esfuerzo conjunto para limpiar toda la "comida chatarra" de su cocina. Encuentre un nutricionista y un entrenador personal para ayudarlo con sus tareas más difíciles:

  • Comenzando bien
  • Mantenerse motivado
  • Ser responsable
  • Manteniendo tus esfuerzos para ser más saludable.

Al comenzar cualquier programa de pérdida de peso, asegúrese de consultar con su proveedor de atención médica para asegurarse de que lo que quiere hacer es correcto para su condición física actual.

  • Establezca metas realistas para usted. Para comenzar a establecer objetivos , piense en una cantidad realista de peso para perder. Tiene que ser realista y debe estar en un rango seguro: ¡2 libras por semana junto con un poco de ejercicio físico por lo menos de 5 a 10 minutos por día es un excelente comienzo! Si establece su objetivo en 5 o 10 libras por semana y no se mantiene al día, se desanimará y se activará el efecto "yo-yo". Ahí es cuando abandona su plan y aumenta de peso (generalmente más). solo para tratar de perder a una velocidad poco realista, nuevamente volviendo al desaliento. Una buena nutrición es un paso más para perder peso, sin embargo, la pérdida de peso se acelera con un programa de ejercicio sensato.
  • Establezca un plan para el ejercicio. Comience con 5 a 10 minutos al día de caminar, estirarse y usar una pelota de ejercicios. Comience lentamente, agregando ejercicio cuando su condición física y resistencia se hayan acumulado. Para obtener más información sobre cómo comenzar en un programa de ejercicios, consulte "Primeros pasos: partes 1 y 2" .
  • Decida si necesita ejercicio de bajo impacto. Si tiene un problema con sus articulaciones, el ejercicio de bajo impacto puede ser el mejor lugar para comenzar. El agua elimina el impacto del ejercicio. Cuando estás sumergido en aguas profundas, descargas el 90% de tu peso corporal. Es un gran beneficio para aquellos que tienen rodillas dolorosas y articulaciones de la cadera o problemas de espalda. Cualquier persona con un problema de peso puede ejercitarse en un ambiente que alivia y apoya los músculos y las articulaciones. La alta quema de calorías y el acondicionamiento aeróbico que se obtiene durante el ejercicio acuático lo convierten en una excelente manera de recortar y tonificar los músculos, ¡sin el dolor! Puedes encontrar muchas otras herramientas de salud física de bajo impacto [http://www.products4fitness.com/low-impact.html] para ayudarte.
  • Configurar un programa de entrenamiento de entrenamiento cruzado – Debe incluir alguna forma de ejercicio aeróbico, ejercicios básicos, ejercicios de equilibrio y estabilidad y fuerza formación. Caminar es una excelente forma de ejercicio para aquellos que necesitan iniciarse en un programa de ejercicios y no tener problemas físicos o de articulaciones. Si no hay buenas áreas para caminar donde vives, considera una cinta de correr o una bicicleta reclinada y planea usarla unos 10 minutos, para comenzar, trabajando hasta 20 a 30 minutos diarios.

Al ejercitarte a diario aumentas tu velocidad de metabolismo, que te ayudará a quemar calorías Los tipos alternativos de entrenamiento cada día le permitirán a su cuerpo sanar de cualquier estrés. Intente hacer ejercicio antes de comer para obtener los mejores resultados. Alguna forma de proteína sería buena si realmente necesitas algo para mantenerte.



Source by Donna Yost

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elimina de 5 a 10 Kilos de Grasa Corporal en Solamente 21 Días 
GARANTIZADO!

COMIENZA AHORA